A lo largo de su historia, De Lama ha buscado posicionarse en la parte más alta y más exigente del mercado. Administrando tecnologías altamente evolucionadas y produciciendo maquinaria de calidad sin compromisos, De Lama se ha consolidado como un líder mundial en su sector.
El deseo de afirmar siempre su posición ha producido una evolución constante y la ha convertido en una opción de referencia entre las empresas multinacionales más importantes de su sector, en particular entre aquellas en el campo farmacéutico que siempre han requerido los más altos estándares de excelencia con sus respectivas certificaciones de calidad.