De Lama ha tomado la decisión estratégica de utilizar los mejores componentes de los productores más establecidos en sus equipos, a menudo trabajando con sinergias con ellos para desarrollarlos y mejorarlos. Todo esto se traduce de una parte en una gran fiabilidad de los componentes que siguen la evolución del ‘estado del arte’ existente en el mercado mundial y por otra parte, en la facilidad de encontrar recambios a nivel comercial sin la necesidad de depender necesariamente de De Lama, tanto de inmediato como para el futuro.