PERSONALIZACIÓN PARA UNA ‘ SASTRERIA INDUSTRIAL’

De Lama no produce maquinaria en serie. Cada unidad está diseñada para satisfacer las necesidades del cliente, tanto en lo que respecta a la producción y la carga, como a las necesidades del proceso, y teniendo en cuenta la geometría y la disponibilidad de espacio en la planta: una verdadera «adaptación industrial».


PERSONALIZACIÓN DE LAS DIMENSIONES, DE LA FORMA Y DE LA CAMARA

De Lama no vende autoclaves ya en stock o con medidas fijas de catálogo. Cada máquina está diseñada ‘sobre papel’ y estudiada por nuestros ingenieros en su tamaño y forma para adaptarse perfectamente a la carga a tratar: evaluando los objetivos de producción requeridos por el cliente, la cantidad de la carga única, la forma de los productos a tratar pero también su composición y las cuestiones críticas necesarias que puedan surgir.

No solo eso: la medición y el desarrollo de autoclaves también pueden diseñarse para integrarse perfectamente dentro del espacio de producción del Cliente, satisfaciendo las necesidades requeridas por los entornos y el flujo de trabajo.

Por esta razón, nuestros ingenieros pueden diseñar el mismo autoclave con un ‘factor de forma’ diferente, a través de un desarrollo más alto, más ancho o más alargado.


ERGONOMÍA AVANZADA

De Lama conoce el valor del espacio dentro de un departamento de producción.

Es por ello que ha adoptado soluciones extremadamente avanzadas para minimizar al máximo el espacio que ocupa la máquina en el suelo, logrando reubicar diferentes componentes como cuadros eléctricos, bombas, patines, encima de la máquina, a un nivel superior, o enterrando estos componentes en un nivel inferior.

Partiendo de este criterio, De Lama también ha diseñado y propuesto sistemas de 3 plantas: llevando el concepto de optimización del espacio de producción a sus niveles más altos.


ACCESIBILIDAD INNOVADORA

La personalización de las máquinas De Lama ha ido más allá al proponer soluciones totalmente innovadoras capaces de impactar radicalmente el flujo de trabajo, gracias al diseño de los nichos.

Los nichos, diseñados por De Lama, son ‘nichos’ equipados con puerta, que traen a la fachada elementos que normalmente estaban presentes dentro del área técnica: filtros, toma de muestras de vapor e incluso accesos para las puertas de validación (como el Kaye validador).

Todo ello permite realizar numerosas operaciones rutinarias, directamente en la fachada, sin necesidad de acceder al compartimento técnico.

Todo esto no solo trae resultados en términos de gran practicidad y ahorro de tiempo, replanteándose la nueva forma de trabajar mediante autoclaves.

Esta invención también permite reducir drásticamente el número de accesos al compartimento técnico, evitando operaciones que normalmente implican romper el ‘biosello’, y evitando así el riesgo de contaminación cruzada.

Necesitas más información?
Permítanos ayudarlo y responder todas sus preguntas.